Colabora con las chicas del Hogar Santa Rita para que puedan conocer los Valles Tucumanos

Infancia 13 de noviembre de 2018 Por
Domingos de Rayuela es un voluntariado que contiene, acompaña y transmite valores y principios a niñas de 6 a 12 años que se encuentran en el Hogar Santa Rita, las cuales fueron separadas de sus familias por disposición judicial. Una de las actividades que realiza de manera anual es un campamento en los Valles Tucumanos. Por esta razón están buscando Padrinos y Madrinas para colaborar con el traslado de los chicos.
45638670_1905341816227878_5609266621886496768_n
facebook: Domingos de Rayuela

Camila López Morales, que participa del Voluntariado Domingos de Rayuela desde el año 2015, explico la tarea que realizan, “les brindamos un espacio de aprendizaje, entretenimiento y juego a las nenas y nenes del hogar durante los fin de semana para aportar a una convivencia amena entre ellos. También emprendemos actividades que están relacionadas con sostener el voluntariado y  recaudar fondos como el -Reventón Solidario- para evitar que la cuestión económica sea una limitación. Nosotros impulsamos acciones relacionadas con resguardar o consolidar los derechos de niñas, niños y adolescentes. Intentamos devolverle esa niñez que nosotros hemos tenido y quizás estas nenas y nenes no la tienen, es decir restituirles algo que su familia no se lo ha podido brindar y el estado tampoco; que es devolverle esa niñez alegre y feliz que todos los niños y niñas deberían tener, por eso alentamos esta iniciativa de llevarlos a los Valles Tucumanos para realizar un campamento, todos nosotros en alguna medida tuvimos la oportunidad de compartir esas experiencias con nuestros seres queridos y familia”.   

45823639_1907660059329387_588388031103238144_n


Además enfatizó “las actividades que realizamos son recreativas y educativas, les enseñamos principios y valores, con un acompañamiento desde el afecto y cariño para prestarles atención, incluimos el juego para que la vida dentro de la institución alejadas de su familia sea lo menos traumática posible”.  

Respecto  al concepto de solidaridad, Camila opina, “se relaciona con la empatía de ponerse en el lugar del otro pero desde la acción, me parece muy importante que una persona que tiene su vida placentera y derechos garantizados practique un poco de esto que llamamos solidaridad o altruismo y haga un aporte a la sociedad. Es muy importante que todas las personas nos comprometamos con alguna causa y no estoy de acuerdo con la frase que dice ; <haz el bien sin mirar a quien>, particularmente creo que se deben generar acciones pero mirando a quien, es decir, en el hogar nos comprometemos con ellos, sabemos lo que los divierte, los aburre y hace reír, eso implica por supuesto muchísimo más esfuerzo y energía porque reviste un compromiso, es importante tener en cuenta que este valor en el momento de realizar un acto de solidaridad”.

Acerca de la acción por parte del Estado en materia de derechos, la voluntaria explico, “me parece fundamental que nuestros dirigentes fortalezcan las políticas de protección a la niñez, porque todo país que quiere crecer necesita hacerlo. No es posible que una niña wichi muera desnutrida luego de una cesaría por haber sido violada, estamos viviendo en una sociedad muy atroz y los derechos de las niñas y niños se están descuidando enormemente, por eso es primordial defender todas las políticas de inclusión, así como de restitución de derechos. Proteger todas las acciones que impliquen que un niño y una niña asista a la escuela, tenga un plato de comida en su casa, derecho a la salud, identidad y todo lo que establece la Convención de los Derechos del Niño, es importante que se fortalezca el cuidado de la infancia, y de los adolescentes”.

Por otra parte, destacó que el sábado pasado se realizó un evento de “Rock Solidario” a beneficio de tres voluntariados que desempeñan acciones en los tres hogares provinciales; Santa Rita “Domingos de Rayuela”, Eva Perón “Dibujando Sonrisas” y Casa Cuna “Abriga Sueños”. El evento permitió que el público en general conozca las tareas que se efectúan desde los voluntarios, “fue una jornada muy hermosa, se sintió una muy buena energía, las bandas de rock estuvieron muy predispuestas, demostraron que tenían intención de estar allí por un fin solidario y por una causa en común”.

Para finalizar la representante se refiere al futuro de los chicos del hogar, “son muy inteligentes y con muchas ganas de vivir, con muchas ganas de construir y muchos sueños. Las nenas están en el hogar porque el Estado entendió que habían derechos vulnerados, es decir que una entidad se está encargando de restituirlos. Cuando ellos regresan a su familia original o adoptiva, se les restituye el derecho a la familia, son nenas y nenes que tienen ganas de vivir, de ser felices, son luchadores, lo fueron desde niños, podrán sortear cualquier obstáculo al crecer y convertirse en personas felices y plenas, ese es mi deseo para todas los nenas y nenas que se encuentran en el hogar”.