El paro general tuvo amplio acatamiento en todo el país

Política 25 de septiembre de 2018 Por
En el marco de la jornada de lucha y movilización por 36 horas que impulsaron este lunes desde las dos CTA con un acto multitudinario en Plaza de Mayo, este martes el paro nacional convocado por la CGT fue total.
marcha-iii
Fotografía: EFE

El paro con movilización de las dos CTA fue contundente, "vamos a estar en la calle hasta que este Gobierno cambie el modelo económico", resalto Hugo Yasky de la CTA de los Trabajadores. A su lado se agolparon los principales referentes sindicales, que incluyó la participación del recientemente creado Frente Sindical para el Modelo Nacional (FSMN) de la CGT y las organizaciones sociales como Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la Corriente Clasista y Combativa, entre otros.

“No al FMI ni al presupuesto que impone, y sí a la dignidad, la justicia social y al orgullo de ser trabajadores que estamos de pie contra de este modelo económico de hambre y ajuste”, dijo Yasky, el primer orador, quien de modo simbólico inauguró las 36 horas de paro. Los organizadores calcularon una participación cercana al medio millón de personas que se apiñaron tanto en la plaza como en las diagonales sur y norte, que estuvieron colmadas por las diferentes regionales de los gremios participantes. 

Yasky destacó la unidad en acción con los referentes del FSMN. Su discurso estuvo dirigido a cuestionar el modelo económico y la "sumisión" del Gobierno a los dictámenes del FMI. En ese sentido cuestionó a Mauricio Macri, de viaje por los Estados Unidos, al sostener que "el Presidente debe tener las rodillas entumecidas. Mucho tiempo de rodillas es trabajo insalubre", advirtió, al tiempo que destacó que la única promoción industrial del Gobierno es "la compra de cascos, gases y balas de goma". 

Tanto Yasky como el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, destacaron la unidad alcanzada con los gremios cegetistas del Frente Sindical. Estos mostraron una gruesa columna que llegó por Diagonal Sur encabezada por Mario Manrique, de Smata, el camionero Pablo Moyano, Pablo Biró (pilotos), el canillita Omar Plaini, Walter Correa (curtidores), Héctor Amichetti, de la Federación Gráfica  y Sergio Palazzo de La Bancaria, entre otros. La militancia del FSMN se ubicó a la derecha del palco y, por momentos, desplazó a los primeros grupos de la CTA de los Trabajadores que habían llegado temprano.  

Esta mañana y en medio del paro general,  uno de sus secretarios generales, Juan Carlos Schmid, aseguró que "la huelga de hoy va a ser una de las demostraciones de mayor contundencia de los últimos tiempos".

"Si no hay un cambio del rumbo económico esto se va a volver a repetir. Si el rumbo es este, el conflicto social va a seguir", advirtió el dirigente gremial durante una entrevista en radio La Red. Schmid, miembro del triunvirato que conduce la central obrera, celebró el comienzo de la medida de fuerza a la que convocaron y resaltó que "hay otros sectores que están protestando de las misma manera que hace la CGT". 

imagen noticias argentinas

En este contexto social y político complejo, el presidente Mauricio Macri recibió el premio "Global Citizen Award, en la ciudad de Nueva York. El evento se realizó en el salón Cipriani de la Gran Manzana, donde asistieron 400 invitados, entre ellos la titular del FMI, Christine Lagarde.  El presidente asistió al encuentro junto con la primera dama, Juliana Awada, y al recibir el premio destacó que "tuve un flechazo con Christine hace algunos meses atrás". Agregó: "Espero que esto funcione bien y que todo el país se enamore" de la titular del Fondo.

El presidente se mostró distendido y sonriente, y al subir al escenario tomó el micrófono del presentador para "reclamar" su premio e  incluso bailó con Adrienne Arsht, la vicedirectora ejecutiva de Atlantic Council, la fundación organizadora del evento.

 

 
Fuente: Página 12