Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera

Educación 09 de septiembre de 2018 Por
Hace varios años que este país viene arrastrando una gran deuda con lxs trabajadores universitarixs, entre otras deudas. Este 2018 nos encontramos con una realidad en la que, en nuestra provincia, la Universidad pública no ha comenzado el segundo cuatrimestre a partir de la medida de lucha asumida. Llxs docentes se enfrentaron constantemente con una propuesta nefasta ante sus reclamos.
IMG-20180908-WA0012
Fotografía: Ph. Álvaro Astudillo

En el marco de la gran movilización convocada para el jueves 30 de agosto, en la paritaria del día miércoles, el  gobierno apenas mejoró su propuesta, agregando al 15% a septiembre, sumas remunerativas, no bonificables de 456 pesos en noviembre y 228 en diciembre. En este marco, la propuesta está muy lejos de lo planteado por la CONADU H, tanto por el exiguo monto como por el hecho de no ser bonificables y por ello fue declarada insuficiente. La Paritaria pasó a un cuarto intermedio.

Desde Marzo la única oferta salarial hacia lxs trabajadores docentes ha sido el 15% y la única diferencia en la propuesta ha sido modificar la cantidad de cuotas o el cronograma para llegar a ese 15%, cuando la inflación oficial ya ha superado largamente ese porcentaje y las previsiones hacia fin de año son aún más pesimistas. Es la intransigencia del gobierno la causa de que el cuatrimestre no haya iniciado en tiempo y forma.

IMG-20180908-WA0013

Ese miércoles, automáticamente estalló una bronca organizada en distintos puntos del país, donde varias Universidades y Rectorados fueron tomados por estudiantes, en apoyo a la lucha docente. En Tucumán, con un calor típico de un diciembre tucumano, lxs estudiantes de distintas facultades organizaron una asamblea interestudiantil multitudinaria afuera del rectorado de la UNT para pensar estrategias y convocar a la marcha de antorchas organizada por ADIUNT. Después de esta, se despedía a una delegación que viajaba hacia la provincia de Bs As para participar de la gran marcha del 30 de agosto. Las asambleas continuaron la semana siguiente, organizándose en cada Facultad una y reuniéndose una vez más todas juntas el día viernes, donde se terminó decidiendo, entre muchas mociones, apoyar a lxs docentes en todas sus decisiones y continuar la lucha de manera firme y sin aceptar propuestas que no sean las ya planteadas.

Aquél día, en medio de toda esta problemática y movilización a partir de la insuficiente oferta en la paritaria docente, lxs argentinxs nos despertábamos con un dólar a 37 pesos, el cual se paseó entre los valores de 37 y 42 durante la larga jornada. La economía del país tambaleaba y pendía de un hilo, generando una insoportable incertidumbre en cada unx de nosotrxs. Los márgenes de la crisis empezaron a borrarse y algunos sectores intentaban organizarse en medio de toda esa desazón. Finalmente, por la tarde, luego de que el banco central licitara unos 500 millones de dólares, además de subir la tasa de interés al 60%, la demanda tuvo un leve freno y la cotización tendió hacia la baja, cayendo a 38,20. Y en la provincia, con una toma del rectorado de 24 hs.

En medio de este panorama, el día jueves, más de 500 mil personas le pusieron el cuerpo a la Gran Marcha Universitaria a Plaza de Mayo, convocada por la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) en unidad con los otros sindicatos docentes, para visibilizar el reclamo salarial docente y el ahogo presupuestario que sufre el sistema universitario público nacional. Y en nuestra provincia, se resolvió una toma del rectorado de 24 hs, en la cual estudiantes de las distintas facultades de la UNT permanecieron en el edificio organizándose y pensando estrategias que acompañen las medidas tomadas por lxs docentes durante los siguientes días.

Y como si todo esto no fuese poco, concluyendo el fin de semana recibimos la noticia de la eliminación de 10 ministerios que pasarían a ser secretarias, algunos de ellos serían Salud, Cultura, Ciencia y Tecnología, Medio Ambiente, Modernización, Agroindustria, Defensa y Turismo, entre otros. La eliminación de los distintos ministerios está enmarcada dentro del intento por parte del gobierno de recortar $500.000 millones con el objetivo de alcanzar el déficit cero solicitado por el FMI, ya que para poder cerrar un acuerdo el gobierno tiene que cumplir con una serie de condiciones, condiciones que agudizan aún más la crisis económica. Alcanzar el déficit cero es una de ellas, y al parecer la opción encontrada por el gobierno es la del recorte al “gasto público”.

Es así como la semana anterior arrancó con un discurso del presidente Mauricio Macri, un nefasto discurso, en el cual deja puesta prácticamente toda la responsabilidad de esta crisis financiera sobre las espaldas del pueblo, haciendo hincapié repetidas veces que “no debemos gastar más de lo que tenemos” y también sobre la gestión anterior. Si bien ya estamos acostumbradxs a un gran trabajo de manipulación de este gobierno, los niveles de manipulación psicológica y emocional con la que el presidente se manejó en esta última cadena nacional fue despreciable. Un discurso en el cual solo se dedicó a culpabilizar al pueblo, colocándose en un lugar de victimización, haciendo referencia a derechos básicos como educación, salud y vivienda como algo que requiere de un “esfuerzo” y no como derechos que el estado debería garantizar. La famosa meritocracia tan instalada durante estos últimos años.

Dentro de todo este contexto, la lucha docente sigue organizándose en nuestra provincia, y esta semana, del 10 al 15 de septiembre, el paro continúa a pesar de que varios gremios hayan aceptado la miserable y última oferta. Existe una problemática salarial que se viene arrastrando desde 2016 y la cual fue prácticamente invisible en el último discurso de Mauricio. Comenzó el mes de septiembre en medio de una coyuntura difícil, llena de incertidumbres y en las calles comienza a sentirse una brisa con olor a primavera que viene acompañada también de un perfume de resistencia y organización. Porque, quizás, “puedan cortar todas las flores pero no podrán detener la primavera”…