Denuncian que el gobierno nacional quitó becas PROGRESAR de alumnos con papeles al día y con materias aprobadas

Sin Ton ni Son 23 de junio de 2017 Por
Además, los alumnos aclaran que cobraban lo mismo que en 2015.
PROGRESAR-1
Cientos de alumnos denunciaron que les dejaron de pagar las becas del Plan Progresar, que se otorgan a jóvenes sin empleo o con bajos ingresos para que no abandonen sus estudios. El año pasado también hubo una suspensión en el pago del plan, pero por la presión de los estudiantes y las universidades hicieron #MarchaAtrás. El monto de la beca (novecientos pesos) no se modificó desde 2015, año en el que el programa llegó a su pico de beneficiarios, un millón de jóvenes: desde entonces el número descendió hasta mermar a casi un 50 por ciento. Los estudiantes más afectados son de universidades del conurbano bonaerense, pero también hay casos en el interior. La problemática salió a la luz por la queja de los alumnos: la Anses y el Ministerio de Educación nunca comunicaron la situación y no brindaron ningún dato, por lo que tampoco se sabe con precisión cuántos son los afectados.
Los requisitos para obtener la beca son aprobar al menos 2 materias al año y demostrar que su situación socioeconómica requiere ayuda. Sin embargo, los casos que lo denunciaron demuestran que aun cumpliendo con toda la documentación, sufrieron la quita del beneficio. Al realizar el reclamo en ANSES, las autoridades se excusaron aduciendo que se trató de un “error de sistema”, y que el alumno debería realizar el trámite nuevamente y presentar la documentación necesaria. Esto no solo implica una demora en el pago, sino también la pérdida de los meses que no se pagaron.
Además, al consultar por la cantidad de casos en la misma situación, funcionarios del ANSES argumentaron que todos los casos fueron comunicados a las respectivas universidades y que ellos no pueden brindar esa información. Sin embargo, Juan Alberti, responsable de Bienestar estudiantil de la UNAJ, explicó que en marzo se envió toda la documentación a las autoridades del Ministerio de Educación. En una palabra, SE TIRARON LA PELOTITA.
El ajuste en el Progresar ya estaba anunciado: en el presupuesto 2017 el Gobierno rebajó en más de un 30 por ciento los fondos destinados al programa. Los beneficiarios del plan llegaron a rozar el millón de personas –todos estudiantes de entre 18 y 24 años–, pero el año pasado comenzó un descenso de inscriptos que bajó a 905 mil a principios de 2016, volvió a bajar a 752 mil en julio, y este año apenas un poco más de 500 mil estudiantes lo perciben.
Fuente: Página/12