La Crisis causó el cierre de Patio Lorca

Cultura 30 de agosto de 2018 Por
La Casa cultural de avenida Alem 222 anticipó que el día 1 de septiembre será su último día de atención al público, la crisis del país los llevó a tomar esta decisión.

Esta semana, la emblemática y conocida casa cultural y bar cito en Avenida Alem al 222 decidió cerrar sus puertas en lo que según parece, por las declaraciones de Diego Zelaya su propietario, sería definitiva.

aaaa

El Patio Lorca es reconocido por tener un espacio cultural muy emblemático para la población artística de los tucumanos; "Patio Lorca es un bar y un espacio cultural pensado para el disfrute de los sentidos. Un lugar tranquilo donde se conjugan espectáculos y gastronomía" es el slogan que reza su fan page. allí muchos actores y productores han montado sus espectáculos, presentación de libros, café concerts y un sinfín de actividades son las que posicionaron al Patio como un referente en la movida cultural de la provincia.

aaa

Diego, en charla con Radio Tukson, nos confesó que la actual situación económica que vive el país y donde Tucumán no se encuentra excento, los ha llevado a un deficit financiero de por lo menos cuarenta mil pesos por mes. "Aguantamos hasta donde pudimos pero no podemos dejar la vida en esto, preferimos cerrar y si en algún otro momento ésto mejora volver a empezar". Las boletas que superan los 30.000 pesos han llevado al bar a ingeniarselas con numerosas ofertas y promos que no dieron a basto para sobrellevar la crisis. El espacio teatral, que en su cartelera contó con más de mil obras de teatro y demás actividades en estos años, ya es insostenible; Pese a que la cartelera que se encuentra vendida hasta un par de meses más se va a respetar, también correrá la misma suerte del bar: cerrará sus puertas. Soló un par de obras, repetimos, y un par de cines a la gorra o gratis que solían pasar estarán en su plaza esporádicamente hasta el cierre definitivo.

aa

Otra vez la crisis causó la desaparición de un espacio cultural, como si ésta la cultura, fuera la primera que debe desaparecer en los gobiernos neoliberales dejando a la meritocracia como vara con la cual se puede medir al ser urbano, ya se llevó puesto y secando las raices del árbol de Galeano hace unos meses, hoy se cobra otra víctima.

Hasta la vista Patio Lorca, sólo esperamos que la crisis no dure cien años y que los tontos no la aguantemos tanto y  hasta que otra vez suene: " La neurona atenta, vermouth con papas fritas y good show" !!!.