NY sueña con Alexandria Ocasio Cortez, latina y socialista

Internacionales 29 de junio de 2018 Por
Los resultados de las elecciones primarias de Nueva York se cerraron con la sorpresiva victoria de Alexandria Ocasio Cortez, la joven de 28 años que se ganaba la vida como bartender, hoy es el faro socialista que ilumina la esperanza de miles de ciudadanos en los Estados Unidos.
36087316_1720017968088880_2351532948617953280_n
Foto: facebook Alexandria Ocasio-Cortez

Alexandra que nació en el Bronx  de ascendencia puertorriqueña, obtuvo el 57,5 % de los sufragios, frente al 42,5 % de Crowley. El demócrata,  se consideraba como el próximo presidente de la Cámara de Representantes en caso de que este partido conquistara la mayoría en los comicios de noviembre. 

Con su plataforma progresista,  Alexandria Ocasio-Cortez será la candidata demócrata al Congreso por el distrito 14 de Nueva York, que incluye a la zona de Queens y el Bronx. La vencedora, que apoyó a Bernie Sanders en las primarias presidenciales se postula como la favorita en las elecciones legislativas de noviembre de este año.  Su madre es de Puerto Rico y su padre de South Bronx,  orgullosamente se define como una integrante de los Socialistas Demócratas de América, y apuesta por una sanidad pública y busca impulsar medidas a favor de los sectores más vulnerables.

"Se supone que las mujeres como yo no deben ser candidatas. No nací en una familia rica o poderosa. Nací en un lugar donde tu código postal determina tu destino", señala la candidata en su vídeo de promoción electoral. "Soy una educadora, activista y neoyorquina de clase trabajadora. Entrar en política no era el plan, pero tras 20 años con el mismo representante, nos tenemos que preguntar en favor de quién ha estado cambiando Nueva York".

"Cada día es más difícil para las familias trabajadoras como la mía salir adelante. El alquiler sube, la sanidad cada vez cubre menos y nuestros ingresos permanecen igual. Está claro que estos cambios no han sido para nosotros", afirma la candidata.

Los tres millones de dólares recaudados por Crowley para su campaña no han podido con los 600.000 recaudados por Ocasio-Cortez gracias a pequeños donantes. "Esta carrera es de la gente contra dinero", advertía en su vídeo electoral. "Nosotros tenemos la gente y ellos tienen el dinero. Es hora de reconocer que no todos los demócratas somos iguales. Que un demócrata que acepta dinero de empresas, que no vive aquí, que no manda a sus hijos a nuestras escuelas, que no bebe nuestra agua ni respira nuestro aire no nos puede representar".

Fuente : eldiario.es