Armas, carne podrida, y ahora, “huesos para la sopa”

Sin Ton ni Son 02 de agosto de 2017 Por
La crisis comenzó a ser un negocio para las grandes cadenas de supermercados.
Ver galería Macri
1 / 2 - Un nene no quiso estar al lado de Mauricio Macri - Inauguración de una sucursal de Coto
Tal es la crisis de consumo, que en los supermercados de las cadenas más importantes del país, encontraron la veta para sacarle el jugo hasta a los huesos, literalmente.
Circuló por las redes sociales la imagen de un envase de “huesos para sopa” por $15 el kilo, en las góndolas del supermercado Coto, copiando a su “colega” La Anónima, a quienes se denunció hace apenas 2 meses atrás cuando tomó estado público la fotografía de una bandeja de “huesos de pollo” que en “La Anónima”, cadena de supermercados perteneciente al Secretario de Comercio de Cambiemos Miguel Braun (primo de Marquitos Peña), se ofrecía a $12 el kilo, como si se tratara de una ganga imperdible.
No es la primera vez que el supermercado Coto es centro de polémica: La periodista de Todo Noticias, Paula García, denunció en las redes que en Coto se vendía carne podrida ya que cuando fue a revisar notó que la fecha de vencimiento que figuraba en el envase estaba modificada.
Por otra parte, no nos olvidemos que hace menos de un año, en una inspección realizada por ANMAC, ex Renar, en la sede del supermercado COTO de la calle Paysandú al 1800, en el barrio porteño de Caballito, se encontró un increíble arsenal de guerra con 227 granadas, ubicadas dentro de tachos, 41 proyectiles de gases lacrimógenos, 27 armas de fuego, 2 de lanzamiento, 3886 municiones, 14 chalecos antibala, 22 cascos tácticos sin numeración, 9 escudos antitumulto, un gas pimienta y hasta un silenciador de armas.
En aquella ocasión los directivos de la Agencia Nacional de Materiales Controlados ordenaron a los inspectores “dejar todo como estaba”, para proteger al empresario Alfredo Coto, amigo personal del presidente Macri.