Cambiemos, y otra promesa de campaña que no cumplirá

Política 23 de julio de 2017 Por
El nuevo ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, tuvo que reconocer que no construirán 3000 mil jardines en los próximos años como prometió el presidente Macri.
alejandro_finocchiaro
Alejandro Finocchiaro - Ministro de Educación de la Nación

"El plan implicaba un gasto corriente muy grande para las jurisdicciones, es decir salarios", reconoció el ministro.

En una entrevista que mantuvo con diario La Nación, Finocchiaro confesó que el objetivo era imposible de lograr debido a que las provincias no estaban en condiciones óptimas para su concreción. "Estamos reconvirtiendo ese objetivo a un programa de aulas por dos motivos: en primer lugar, porque el plan original contemplaba determinados requisitos en relación a los terrenos sumamente difíciles de alcanzar para las jurisdicciones provinciales. En segundo lugar, el plan implicaba un gasto corriente muy grande para las jurisdicciones, es decir salarios. Lo que estamos pensando ahora es en la construcción de 10.000 aulas o salas. Es decir, en los lugares donde ya tenemos jardines de infantes, el objetivo ahora es ampliar su capacidad edilicia", afirmó el ministro.

Por ello, la periodista Luciana Vázquez consultó al ministro si lanzaron entonces una promesa que no podían cumplir. Finocchiaro respondió: "El objetivo era muy loable y estaba bien pensado. Lo que pasa es que en ese momento, en plena campaña, no se podía hacer un relevamiento de los municipios de la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, para saber si había terrenos de 50 x 50, o en Córdoba o en San Luis o en las distintas provincias, si tenían o no el dominio de los terrenos o cuánto valía cada uno, porque en algunos casos costaba más expropiar el terreno que la construcción de un jardín o comprar un edificio. De todas formas, en lo que tenemos que pensar es en el objetivo de este plan: el objetivo es tener esa cantidad de chicos escolarizados en el jardín de infantes y esperamos lograrlo reconvirtiendo las nuevas aulas".

La no construcción de jardines de infantes se suma a la consigna Pobreza Cero, que el propio Gobierno -después de ganar las elecciones- reconoció como imposible de cumplir.